Cumpliendo con la ley de Cookies de la legislación Española. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Leer más
  Alquila tu auto al mejor precio Los mejores hoteles Vuelos baratos 
 
 Índice >> Historia >> La guerra de Sucesión española
Horario mundial
Mapas del mundo
Municipios España
Países y territorios
Guía de Barcelona
Fotografías
Parques temáticos
Salud del viajero
Convertidor moneda
Actualidad
Viajar con Animales
Incidencias equipajes

 

 
La guerra de Sucesión española

 


Conflicto europeo producido por discrepancias en la sucesión al trono español a la muerte de Carlos II (1700). El testamento del rey nombraba heredero a un Borbón, el duque de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia, quien subió al trono en 1701 con el nombre de Felipe V.

En setiembre se formó en La Haya una alianza contra los Borbones entre Inglaterra, los Países Bajos y Austria para defender la candidatura del archiduque Carlos, hijo segundo del emperador germánico Leopoldo I. A la alianza se unieron Dinamarca, Brandeburgo, casi todos los principados alemanes, Saboya y Portugal, mientras que el bando hispano-francés sólo contó con el apoyo de Colonia y Baviera. Al principio la lucha fue favorable a los ejércitos franceses, cuyos mariscales Villars y Vendôme alcanzaron éxitos en el Rin y en Italia. Sin embargo, a partir de 1703 el duque de Marlborough empezó a desempeñar un papel decisivo en la contienda, secundado hábilmente por el príncipe Eugenio de Saboya. Ambos consiguieron una serie de victorias sobre Francia entre 1704 y 1709. Las batallas de Blenheim (1704), Ramillies (1706) y Ourdenaarde (1708) hicieron retroceder al ejército francés y dieron a los aliados el dominio de Europa central.

Los franceses fueron también expulsados de Italia por Eugenio de Saboya. En España, la guerra impulsó la reforma centralizadora que emprendió Felipe V para regenerar y modernizar la administración. Se opusieron a tales cambios un sector de la nobleza y la Iglesia, además de las regiones de Cataluña, Aragón y Valencia, que veían peligrar sus privilegios locales o fueros. Castilla fue siempre leal a la nueva dinastía durante la guerra. Su apoyo y el de Francia (hasta 1711) permitió a Felipe V sobrevivir a graves derrotas y a dos ocupaciones de Madrid. En 1705 el archiduque Carlos desembarcó en Cataluña y tomó Barcelona. Cuando Felipe V trató de atacar Cataluña, los aragoneses, en nombre de sus fueros, se sublevaron. Tras la victoria sobre el archiduque Carlos en Almansa (abril de 1707), los fueros de los reinos de Valencia y Aragón fueron abolidos. Las últimas etapas de la guerra fueron asunto exclusivo de España. Los aliados abandonaron al archiduque Carlos cuando éste heredó todas las posesiones austríacas de los Habsburgo: Reino Unido y los estados alemanes no deseaban ver resucitar de nuevo el imperio de Carlos V.

Por otra parte, los franceses redujeron su ayuda a Felipe V. En 1714 el rey Borbón reconquistó Barcelona, de donde se habían retirado las fuerzas imperiales. Con el decreto de Nueva planta (1716) los fueros catalanes quedaron abolidos. Las derrotas de España tuvieron un alto precio para el país. Por los tratados de Utrecht (1713) y Rastatt (1714), España perdió sus territorios extrapeninsulares. Según el tratado de Utrecht, Felipe V fue reconocido rey de España y de las colonias americanas por Reino Unido y los Países Bajos, a cambio de la renuncia de los Borbones a unir las coronas española y francesa.

Al mismo tiempo, Felipe V cedió a Víctor Amadeo de Saboya el reino de Sicilia, y los británicos consiguieron el control de Menorca y Gibraltar y dos importantes privilegios en el comercio con Hispanoamérica: el asiento de negros, monopolio en el tráfico de esclavos, y el navío de permiso, que les permitió introducir sus manufacturas en las colonias españolas. Por el tratado de Rastatt, que puso fin a la guerra con Austria, España renunció a sus posesiones en Flandes y en Italia (el Milanesado y la Toscana).


 

 
 

© Turismo a Fondo. Portal turístico mundial que ofrece información indispensable para el viajero Política de privacidad